IC Historia desde 1986

   Corría ell año 1986 y Tasio Astorga después de varios años estudiando informática e impartiendo clases, decidió llevar a cabo la materialización de su afición.
   En la calle Conde Guillén, en un pequeño local de 2 plantas comenzó a ofrecer ordenadores y servicio técnico a los leoneses. Fue el comienzo de Informática Carlo y la proliferación de marcas diferentes a  IBM, había alternativas como Netset, Bondwell o Inves. La marca IC y los ordenadores clónicos empezaron a ser habituales en León.

   En ese local fue dónde di mis primeros pasos en el oficio. Entonces la informática era muy complicada y cerrada. Apenas había manuales, no existía internet. Algunos de nuestros clientes venían a aprender los entresijos de los ordenadores. La ausencia de mostrador y que el cliente se sintiera como en su casa era uno de los atractivos del nuevo negocio.

   En la década de los noventa (1990) uno de esos clientes se unió al negocio, Alberto Folguera. Se formó la sociedad limitada, Informática Carlo, S.L. Se cambió la ubicación de la tienda trasladándose a la calle Arquitecto Torbado a una oficina en un primer piso, algo más grande que la ubicación anterior. Se ampliaba el servicio técnico y las instalaciones pudiendo dar atención a más clientes al mismo tiempo.

   A mediados de los 90 con un sector en plena expansión vuelve a haber un cambio de ubicación. También en un primer piso, pero en la avenida República Argentina. Se mejora notablemente, pues son unas instalaciones con amplios ventanales y el doble de grandes. La gran novedad es la gran mesa central que domina el taller. Permite trabajar con varios ordenadores a la vez reduciendo los tiempos de espera. Se mantiene la idea inicial de ausencia de mostradores y que el cliente accede al taller a la vez que a la tienda.

   En el año 2005 Gustavo Astorga toma el relevo generacional de su padre y aporta nuevas ideas al negocio, pero continuando con los mismos principios. Se explotan servicios como las altas de ADSL. Se amplían los servicios web con correos electrónicos personalizados y publicidad web. Y se empieza a trabajar con un antivirus nuevo: Eset Nod32.

   Desde 1986 Informática Carlo ha tenido clientes de todos los ámbitos: Universidades, Colegios, Institutos, Ayuntamientos, Hospitales, innumerables profesionales de todos los sectores y por supuesto infinidad de particulares que con el boca a boca han traido a más clientes.

   Año 2011. Tras un acuerdo de los socios de Informática Carlo, S.L. tomado en los últimos meses de 2010, se decide cerrar y disolver la empresa en el año 2011. Sus propietarios siguen caminos diferentes. El de Carlos Gustavo Astorga, es decir, el mío, es éste: CGA Informática.

   Mi propósito es el mismo que el que tenía mi padre en 1986, realizar un trabajo en el que me siento a gusto y feliz. Y dar al cliente el producto y el servicio que necesita. Manteniendo la confianza que tienen depositada en mi los clientes desde hace muchos años. Para ello contaré con la colaboración de mi padre.

   Actualmente las instalaciones de CGA I cumplen con una demanda constante del cliente, están en un local a pie de calle y cuentan con un amplio espacio de aparcamiento.

   ¿Cómo nace el nombre y el logo CGA I? Como pueden apreciar, he tratado de fusionar el logotipo que creo mi padre en el 86, con mi nuevo nombre comercial y adaptarlo a los tiempos modernos. Manteniendo la I y la C cruzadas como seña de identidad. También he podido realizar un juego de palabras con las siglas CGA. Además de corresponderse con mis iniciales, recuerdan a aquellos inicios informáticos a color con las tarjetas gráficas CGA (Color Graphics Adapter). Estas tarjetas fueron las primeras que incorporaban el color en los PC´s, lo que supuso una gran revolución en la informática de consumo. Puedes obtener más información buscando en la wikipedia.

Tanto clientes como futuros clientes podéis pasar a conocernos a partir del 1 de abril de 2011.


Carlos Gustavo Astorga